TU OBJETIVO

EDUCACIÓN

INVERSIÓN | OBJETIVO EDUCACIÓN |   Tiempo de lectura: 3 minutos

Financiar la educación superior

Aspectos que se deben tener en cuenta.

 
 

Para lograr las metas de estudio en una excelente universidad o incluso en el exterior, la clave está en planificar y ahorrar con anticipación.

Para buscar soluciones financieras que te ayuden a ahorrar o a hacer crecer el capital que ya tienes ahorrado para la educación propia o de tu familia, debes tener presente, en primera instancia, cuáles son los costos aproximados de una matrícula de universidad y los demás gastos asociados.

Según el Observatorio de la Universidad Colombiana, una carrera universitaria de cinco años puede costar, en promedio, más de 70 millones de pesos, incluso hasta 150 millones.

Además de la matrícula debes tomar en cuenta otros gastos como:


 
 

Vivienda (en caso que la universidad esté en otra ciudad).

 

Transporte.

 

Alimentación.

 

Seguro de salud.

 

Materiales de estudio (libros, computadores, etc).

 
 

Por otro lado, debes considerar que en el costo total de una carrera universitaria también influyen aspectos como el tipo de universidad, es decir, si es privada o pública. Así mismo, la carrera también es clave: hay algunas más costosas que otras.

Medicina, derecho, negocios internacionales, economía, odontología y administración de empresas figuran entre las más costosas. Educación, pedagogía infantil, filosofía y lenguas, y sociología se encuentran entre las más económicas.

"La clave está en planificar y ahorrar
con anticipación."

Si optas por los estudios en el exterior

 

Debes saber que hay países donde las universidades son buenas y las matrículas tienen mejores precios. Canadá, por ejemplo, es uno de los destinos más económicos para estudiar. En este país se puede invertir, en promedio, unos $49 millones de pesos al año (unos $15.000 dólares) para acceder a estudios superiores.

Europa y Estados Unidos son los destinos más populares, aunque es importante que tengas en cuenta, que en estas regiones las matrículas son un poco más costosas que en Canadá. La inversión anual oscila entre $65 millones y $95 millones de pesos para carreras de tres años (entre 20.000 y 30.000 dólares).

Analiza tu situación financiera

 

Al momento de buscar opciones para financiar la educación superior debes evaluar detalladamente cuál es tu situación financiera actual. Es decir, debes tener claro cuánto tiempo cuentas para ahorrar y de qué capital dispones para comenzar.

Para hacer este cálculo debes considerar el momento en que se iniciarán los estudios y determinar cuánto tiempo hace falta. Así, en función de esto, podrás identificar si tiene tres, cinco, diez o quince años para ahorrar. También debes conocer qué capital dispones para comenzar a invertir y cuál es tu capacidad de ahorro mensual según tus egresos e ingresos.

 

Diseña tu Plan Financiero

 

Con el costo estimado del estudio (pregrado, postgrado, maestría u otro) identificado, deberás trazar un plan estructurado de ahorro para alcanzar la meta en el tiempo previsto. Este plan debe seguir una serie de pasos:

-Definir las metas de ahorro, en este caso financiar, tu educación o la de tus seres queridos.

-Establecer el tiempo (meses o años) en el que quieres cumplir esta meta. Esto depende del tiempo que te falte para iniciar tus estudios.

-Cuantificar el monto total requerido para cumplir el objetivo de educación definido; así sabrás cuánto necesitas ahorrar.

-Fijar un porcentaje de tus ingresos para el ahorro.

-Evaluar y seleccionar alternativas de inversión según tu perfil de riesgo que te permitan maximizar tus ahorros gracias a las rentabilidades generadas y así alcanzar tu meta en un tiempo más corto.

Recuerda asesorarte de nuestro Equipo de Gestión Patrimonial, quienes te brindarán asesoría experta en el manejo de tus recursos y así podrás contar con el capital necesario para asegurar tu objetivo de educación, bien sea para tu crecimiento profesional o para el desarrollo de tus familia.