Articulo

Tus Cesantías, el ahorro que da tranquilidad, en caso de quedar sin empleo

La búsqueda de un nuevo empleo, puede ser más llevadera si tomas las decisiones correctas con tus ahorros de cesantías.

Compartir este contenido:      

 

Las cesantías son parte de las prestaciones sociales que los empleadores deben pagar a sus colaboradores en Colombia; equivalen a un mes de salario por cada año trabajado, se liquidan todos los años el 31 de diciembre y se consignan en el Fondo de Cesantías hasta el 14 de febrero del siguiente año (Ley 50 de 1990). Las cesantías se crearon para garantizar que quienes hayan perdido su empleo reciban un ingreso mientras consiguen su próximo contrato laboral.


Puedes elegir en qué fondo quieres que te consignen las cesantías. Para que tomes la decisión, debes considerar algunos aspectos:

1. Los fondos de cesantías están administrados por profesionales expertos que invierten para obtener los mejores resultados.

2. La rentabilidad del fondo es clave para que puedas sacar el mayor provecho a tus cesantías. Colfondos es líder en rentabilidad de cesantías en el Portafolio de Largo Plazo.

3. Las gestión de tus ahorros en cesantías, en Fondos Privados de Cesantías como Colfondos, en cesantías se hacen bajo el esquema Multifondos, donde tu eliges como deseas que tus ahorros en cesantías sean administrados según tu perfil de riesgo y el propósito para el cual tengas destinado este ahorro. A mayor riesgo, mayor rentabilidad.

4. Nuestros canales se atención estarán dispuestos para que que puedas hacer fácilmente los trámites que requieras, buscando entregarte la información que requieres, de forma oportuna y actualizada.

Una vez que analices todas estas características deberás anunciar a tu empleador, antes del 31 de diciembre, en dónde quieres que te consignen tus ahorros. Para afiliarte o hacer tu traslado a Colfondos, puedes ingresar aquí.

¿Cómo debes usar las cesantías?

El mejor uso que puedes darle a tus cesantías es el ahorro. La ley permite hacer retiros totales por desempleo y parciales para vivienda y educación; pero mientras más tiempo estén tus cesantías en el fondo, mayores serán tus beneficios. La inversión de tus recursos puede estar en el portafolio de corto plazo (si deseas usar tus ahorros antes de un año) o en el portafolio de largo plazo (si quieres usar tus ahorros hasta después de un año); en este último, la rentabilidad es superior.

En este sentido, si mientras estás empleado mantienes tus cesantías en el fondo de cesantíuas, tus ahorros aumentarán por la rentabilidad y los intereses. Así, si llegas a perder tu empleo, tienes un ingreso mientras consigues tu próxima vinculación laboral.

Beneficio adicional del ahorro en cesantías

Desde el momento en que tu empleador te afilia a la Caja de Compensación Familiar quedas registrado en el Mecanismo de Protección al Cesante, un beneficio creado por el gobierno para que, aun sin empleo, puedas seguir cotizando a Salud y Pensión hasta por seis meses mientras te empleas de nuevo.

Si quieres puedes destinar entre 10% y 25% de tus cesantías como ahorro adicional al MPC. Así, si te quedas sin empleo, recibes un auxilio proporcional al monto que ahorraste durante el último año. Entre los servicios que te ofrece el MPC destacan:

• Pago de aportes a Salud y Pensión sobre la base de un salario mínimo.
• Auxilio económico para tu familia.
• Cursos de capacitación.
• Apoyo en la búsqueda de empleo.

Recuerda tu ahorro en cesantías te permite enfrentar con mayor tranquilidad una eventual situación de desempleo.