Tu tranquilidad financiera

Consolidacion Mi momento entre los 30-50 años

Bienestar Financiero

Claves para aumentar tu tranquilidad financiera

Tiempo de lectura / 4:00 min aprox

Compartir este contenido:      

 

El 56% de los colombianos se sienten estresados por su actual situación financiera, según una encuesta realizada por la firma Mercer a finales de 2019. De hecho, es tal su preocupación por el dinero que 85% de las personas pasan entre una y ocho horas a la semana pensando en sus finanzas. ¿Eres uno de ellos?


El estrés financiero afecta la salud física y emocional: puede causar problemas como trastornos del sueño, ansiedad, depresión y una sensación de pérdida de control personal. Por ello, es importante aprender a manejar las finanzas para que te puedas sentir más tranquilo y pensar de forma positiva sobre tu situación económica a futuro.

Claves para alcanzar tu tranquilidad financiera

La seguridad financiera es esencial para el bienestar emocional, de acuerdo con una investigación publicada por la organización de servicios financieros estadounidense Northwestern Mutual. Con esto en cuenta, es fundamental que lleves a cabo un plan que te permita alcanzar la tranquilidad financiera. Para ello debes:

Identificar tu mapa financiero personal actual

Para manejar mejor tus finanzas y alcanzar esa seguridad que buscas, debes tener una visión detallada de tu situación financiera: cuáles son tus ingresos, tus gastos (incluso los que creas insignificantes) y tus aportes a un fondo de emergencia (si lo tienes); cuánto dinero tienes en tu cuenta, cuánto valen tus activos y cuáles son tus deudas.

Una vez que entiendas y organices tu mapa financiero tendrás información precisa y actualizada que te permitirá saber si cuentas con ingresos suficientes o no, si existe un gasto excesivo en algún rubro, si tienes mucha deuda o si no estás haciendo crecer tu dinero con ahorros o inversiones. Este mapa financiero te ayudará a crear un plan para asumir el control de tus finanzas.

Analizar detalladamente tus gastos

En tu mapa financiero ya has identificado todos tus gastos. Ahora es momento de clasificarlos. ¿Cuáles son imprescindibles y cuáles no? Es importante que no te centres en los gastos esenciales como alimentación, hipoteca, pago del colegio u otros similares, sino que pongas tu atención en los gastos que sí se pueden negociar.

Se trata de los llamados “gastos discrecionales”: las cosas que nos gustan, pero que son prescindibles. Si tus ingresos son insuficientes, estos son los gastos que debes recortar. Si al momento de gastar tienes dudas sobre la importancia de lo que vas a comprar puedes preguntarte: ¿es verdaderamente necesario? ¿Qué pasaría si pospongo la compra? ¿Existe una opción más económica?

Los gastos superfluos son los que muchas veces afectan tus finanzas. Si los eliminas o los reduces podrías utilizar ese dinero en fines más productivos como inversiones. Robert Kiyosaki, autor del bestseller de finanzas Padre rico, padre pobre, recomienda salir de la ‘carrera de la rata’: es la trampa en la que caen muchas personas cuando gastan todo el dinero que ganan y cuando aumentan sus gastos a medida que aumentan sus ingresos. La consecuencia es que dejan el ahorro de lado y caen en un círculo vicioso de gastos y deudas que no les permite alcanzar la seguridad financiera.

Añadir el ahorro a tus gastos fijos obligatorios

El dinero que no se gastó debería pasar al ahorro, pero es importante que este dinero no sea solo lo que sobra de los ingresos. La recomendación general es ahorrar al menos el 10% de lo que se gana y para que sea así lo mejor es añadirlo a los gastos fijos obligatorios. Puedes verlo como una recompensa o un pago que te haces todos los meses.

En Colombia, las cifras de ahorro han mejorado con los años. En 2019 el ahorro equivalió a 17% del PIB, según datos del Dane. Sin embargo, el país todavía se encuentra por debajo de la media de América Latina. Por ello es importante entender la importancia del ahorro y considerar en tus finanzas estos tres tipos de ahorro: el fondo de emergencias, el fondo para objetivos específicos y el fondo para la jubilación.

El fondo de emergencias, como su nombre lo indica, es un ahorro que te permitirá sortear los imprevistos. Con él tendrás la tranquilidad de que si pierdes tu empleo o tu fuente de ingresos o necesitas realizar una reparación urgente podrás cubrir los gastos.

Con el fondo para objetivos específicos podrás alcanzar metas a corto, mediano y largo plazo. La clave es hacer cuentas para determinar qué cantidad de dinero necesitas ahorrar y cuánto tiempo tardarás para reunirlo. En lo que respecta al fondo para la jubilación, con él tendrás la seguridad de que cuando llegue la edad de retirarte contarás con ahorros para cubrir tus necesidades.

Eliminar o reducir tus deudas

El 48% de los colombianos tiene deudas por montos iguales o superiores a su ingreso mensual, según una encuesta de la firma Mercer. La investigación también reveló que casi el 75% gasta más de la mitad de su sueldo para pagar deudas. Además, entre las prioridades de los colombianos está pagar la tarjeta de crédito (40%) y el crédito personal (36%), según una encuesta realizada en línea por TransUnion, una agencia estadounidense de informes de crédito al consumo.

Dado que las deudas son fuente de preocupación y hasta de enfermedades físicas y mentales, es importante saber gestionarlas. Una forma es limitar el uso de las tarjetas de crédito; así evitarás incrementar tu deuda. Con otras deudas haz una lista detallada en la que especifiques a quién le debes, cuál es la deuda total, cuánto pagas mensualmente y qué intereses se aplican; con esta información elabora un cronograma de pagos. Así tendrás un mejor panorama de tus deudas y saldrás gradualmente de ellas.

Puedes aplicar el método “bola de nieve”: liquidar primero las deudas más pequeñas. Primero ordena las deudas de menor a mayor y asigna una cantidad al mes para pagarlas. Ese monto debe ser el mínimo para todas, excepto para la deuda más pequeña: a esta le asignarás un poco más para que pronto salgas de ella. En poco tiempo verás cómo se reduce la lista de tus deudas.

Recuerda que para alcanzar la tranquilidad financiera se requiere orden y disciplina, y para ello es fundamental tener un buen control de los gastos y de las deudas. La planificación es esencial y si se realiza en familia, mejor: si todos están alineados, será más sencillo tener unas finanzas sanas que traigan bienestar a todos.

5 Puntos principales que no debes olvidar:

• El estrés financiero afecta la salud física y emocional.
• Aprender a manejar las finanzas para que te puedas sentir más tranquilo.
• La seguridad financiera es esencial para el bienestar emocional.
• Debes tener una visión amplia de tu situación financiera.
• Alcanzar la tranquilidad financiera requiere orden y disciplina.

Contenidos recomendados

3

Educación en finanzas e inversión

4 conceptos financieros que debes tener en cuenta

+