Visor de contenido web

  • Marzo 23 de 2017
  • Dólar $2.936,82
  • UVR 246,72
  • DTF E.A. 6,71%
  • Euro/Dólar 1.0782
  • IGBC $1.351,16
  • Dow Jones 20,648.65
  • Inflación 5,18%
  • TIP Monetaria BanRep 7,25%

Visor de contenido web

Visor de contenido web

Portlets anidados

Síguenos en:

Visor de contenido web

 
 

Visor de contenido web

Visor de contenido web

Visor de contenido web

Para una mejor visualización y uso recomendamos:
      
 Chrome 40
      
 Firefox 40 
 
   Safari 5
IE11: Usar sin vista de compatibilidad 
      IE 9 

Visor de contenido web

Los cambios en la normatividad sobre las Cooperativas de Trabajo Asociado

Las medidas tomadas por el Gobierno desde el año pasado pretenden poner fin a las malas prácticas en contratación, que por muchos años reinaron en las cooperativas del país.

Las Cooperativas de Trabajo Asociado son una figura jurídica que está siendo reevaluada debido a los continuos malos manejos que se han dado en la contratación de personal en años recientes. Las cooperativas terminaron siendo utilizadas para intermediación laboral, una función distinta a su naturaleza legal, con lo que la figura se satanizó y el cooperativismo perdió su sentido original.

Esta situación propició la expedición del Decreto 2025 de 2011, que dejó inhabilitadas a las cooperativas de trabajo para el envío de trabajadores en misión a terceros, una función exclusiva de las Empresas de Servicios Temporales (EST). La nueva normatividad fue promovida por el importante crecimiento económico del país y el tratado de libre comercio con Estados Unidos, cuyas condiciones exigían cambios drásticos en la regulación laboral del país.
 

  • La metamorfosis de las cooperativas

    Las cooperativas son entidades sin ánimo de lucro, que hacen parte del sector solidario de la economía. En éstas se asocian personas naturales quienes contribuyen económicamente y con su capacidad de trabajo para la producción de bienes o la prestación de servicios en beneficio de la comunidad.

    Pero con el pasar de los años, ese modelo fue cambiando debido al abuso de la figura por los beneficios tributarios que ella otorgaba a los asociados. Las cooperativas empezaron a ofrecer trabajadores ‘temporales' para servicios distintos a la labor propia de cada asociación, función ajena a su naturaleza.

    La exención de los pagos de parafiscales propia de las CTA, hizo que muchas enviaran trabajadores en misión, a veces sin ser asociados, lo cual derivó en intermediación laboral. Muchos trabajadores ‘asociados' a una cooperativa laboraron en numerosas empresas sin contar con prestaciones sociales, ni derechos laborales. Así, se perdió el sentido del cooperativismo y se pauperizó la mano de obra.

  • El cambio normativo
    El cambio en la reglamentación fue un proceso de varios años originado en consecuencia de la desfiguración de la naturaleza de las CTA. Desde 1988 se implementaron varias Para conocer la ubicación de nuestros Puntos Agiles de Servicio consulte leyes con las que se buscaba definir las funciones y alcances de las cooperativas, pero fracasaron en su intento de poner freno real al abuso de la contratación indebida.

    No obstante, con la negociación del TLC se aumentó la presión para que se acabaran las cooperativas de trabajo asociado como intermediadoras del mercado laboral. Mediante la expedición de la Ley del 1450 del 2011 se dispuso la prohibición definitiva de la intermediación por parte de las cooperativas.

    Esto generó un impacto laboral fuerte, ya que grandes empresas tuvieron que contratar directamente a sus trabajadores. En ese momento había más de 13.000 cooperativas de trabajo asociado.

    Luego, con la promulgación del Decreto 2025 de 2011 se estipuló finalmente que las únicas entidades en capacidad de enviar trabajadores en misión son las Empresas de Servicios Temporales (EST).

    Dicho decreto también estableció que las cooperativas y precooperativas de trabajo asociado deben hacerse responsables por el proceso de afiliación y pago de riesgos profesionales e incluso parafiscales de los trabajadores asociados. Asumiendo los costos laborales de la contratación formal.

    También, con la nueva legislación se aclaró, de nuevo, que las CTA no pueden enviar personal para el desarrollo de actividades misionales de forma permanente en empresas públicas o privadas, porque esto sería intermediación laboral, algo que no está permitido, pues así se vulnerarían los derechos laborales consignados en las normas vigentes.

    Además, la legislación trajo consigo la implementación del cobro de multas de hasta 5.000 salarios mínimos tanto para las CTA como para las empresas usuarias, si continúan con las prácticas de intermediación laboral.
  • ¿Cuándo se puede acudir a una CTA?
    En el decreto 4588 de  2006, se definió a las CTA como soluciones alternativas para la contratación. Así, se puede recurrir a este recurso para la intervención en un proceso productivo específico con la entrega de unos resultados.

    Las CTA deben ser las dueñas de los medios de producción. Por eso, los trabajadores asociados no pueden estar en las instalaciones de las empresas usuarias, porque esto los convierte en trabajadores en misión y esto, de nuevo, es ilegal.
  • La depuración
    De acuerdo con las declaraciones de Clemencia Dupont, presidenta de la Confederación de Cooperativas de Colombia (Confecoop), en lo que va del año ya han entrado en proceso de liquidación más de 300 Cooperativas de Trabajo Asociado (CTA).

    En el año y medio anterior, se depuraron más de 1.500 de acuerdo con las cifras reportadas por Confecoop. Este proceso continuará por lo menos un año más hasta que se logre que queden sólo las cooperativas auténticas que cumplen con el concepto original. Esto refleja que muchas no estaban funcionando de manera adecuada y que por esa razón era mejor liquidarlas antes de que recibieran las millonarias sanciones.
  • La posición de las cooperativas
    Según Dupont, el decreto excedió su facultad para reglamentar la ley, razón por la cual el gremio lo demandará. Dupont argumenta que el mal funcionamiento de algunas cooperativas no es suficiente para generalizar sobre todas y además prohibir la contratación por medio de estas entidades.

    Para Clemencia Dupont, muchas empresas –públicas y privadas- veían viable el modelo de contratación, pero ahora no lo pueden utilizar. Además, señaló que el Gobierno no puede atacar la libre asociación.
  • De CTA a SAS
    En respuesta al decreto que ordenó la prohibición de la contratación laboral por intermedio a través de cooperativas de trabajo asociado, muchos optaron por liquidarlas y transformarlas en SAS (sociedades de por acciones simplificadas). Aunque las mismas no pueden transformarse en sociedades comerciales, algunas lo hicieron al realizar prácticas de ese tipo de entidades.

    Eso indicaría que, lejos de solucionarse el problema, se empeoró ya que se mantiene la precarización y el no pago de la seguridad social, irregularidades que ya ocurrían con algunas cooperativas pero bajo otras figuras.

    Otra de las  metamorfosis de las CTA se ha dado hacia el contrato sindical, que consiste en aprovechar esa modalidad de contratación que no exige pagos de seguridad social, ni parafiscales, para sacarlo de su marco legal y así evadir las prestaciones sociales de los empleados.
  • ¿Qué dice el Ministerio de Trabajo?
    El ministro de Trabajo, Rafael Pardo, dio su respaldo al sector del cooperativismo en el marco del Congreso Nacional de Cooperativas. "Estamos dando unos pasos iniciales en una nueva relación del Estado y el cooperativismo, para lo cual es necesario fortalecer mucho más las relaciones de esta política y de los desarrollos de la misma. De esto, el ministerio del Trabajo se va a encargar con mucha mayor intensidad", dijo.

    Pardo señaló que el cooperativismo es la columna vertebral del desarrollo social en el mundo, pues según dijo en total hay más de mil millones de asociados a nivel mundial y gracias a la intervención de las 300 cooperativas más grandes del planeta se han creado cerca de 1.000 millones de puestos de trabajo.
  • Trabajadores en misión, la función de las EST
    Las empresas de servicios temporales son las únicas entidades con libertad de enviar trabajadores en misión a favor de terceros, asumiendo como las empleadoras y contratando directamente a sus empleados.

    Vale la pena aclarar que lo temporal no es el trabajador, sino el servicio de colaboración a favor de un tercero. Los trabajadores en misión son enviados a cumplir un servicio específico de colaboración, como el incremento en la producción, o el reemplazo de un empleado en licencia. Ese servicio se puede prestar durante seis meses y se puede extender hasta un año.

    El trabajador puede cambiar de servicio, así sea para la misma empresa usuaria, ya que la relación laboral que tiene es con la EST y la empresa usuaria no está contratando trabajadores, está contratando servicios.
     
    En el artículo 77 de la ley 50 de 1990 están contempladas las condiciones bajo las que las empresas usuarias pueden hacer uso de las EST.  Son tres casos específicos:
     
    1. Cuando se trate de labores ocasionales, accidentales o transitorias.
    2. Cuando es necesario reemplazar personal en vacaciones, en licencia o incapacidad por enfermedad o maternidad.
    3. Para atender incrementos en la producción, el transporte, las ventas de productos o mercancías, los períodos estacionales de cosechas y en la prestación de servicios.
  • El estigma de las EST
    Tras la deformación de las cooperativas como proveedoras de los llamados trabajadores ‘temporales', la estigmatización pasó a las empresas de servicios temporales.

    Para Miguel Pérez García, presidente de la Asociación Colombiana de Empresas de Servicios Temporales (Acoset), la gente confundió las EST con las CTA y esto trajo consecuencias graves para el gremio.

    "Mientras las EST daban todas las garantías de ley a sus trabajadores y ofrecían un servicio a mayor costo, las CTA no lo hacían, y esto representó competencia desleal, porque ofrecían el servicio sin los pagos de ley", explicó Pérez.

    Así, en medio de la desinformación, se generó una confusión entre las dos figuras que tuvo implicaciones serias para las EST.

    Pero con la nueva reglamentación, les fue reiterada su naturaleza como las únicas entidades en capacidad de enviar trabajadores en misión.

    En ese sentido, el Decreto 2025 de 2009 ha resultado en el aumento en la contratación a través de las EST. Sólo en 2011, en el sector se hicieron 1.462.582 contratos para empleados en misión, un incremento del 28% con respecto a 2010.

Visor de contenido web

  •  
  • Enviar a un amigo
  • Agregar a favoritos
  • Imprimir Asegurese de tener habilitada la opción de Imprimir colores e imágenes de las opciones avanzadas del navegador que por defecto viene deshabilitada.

Validator Portlet